LOGOEMlogoproducprogram1

En abril de 2004 tuve la oportunidad de viajar a Jordania para realizar una serie de reportajes para la cadena COPE televisión. La Oficina de Turismo de Jordania en España y Portugal, a través de su director Pedro Oviedo, nos facilitó contactar con numerosas personalidades de Reino Hachemita como el ex primer ministro Dr. Abdul-Salam Al-Majali, el por entonces embajador del gobierno español en Jordania y ahora embajador en Noruega D. Antonio López Martínez, que nos abrió las puertas de la embajada y nos ofreció su ayuda en todo aquello que pudiésemos necesitar, Mr. Samer Majali, CEO Royal Jordanian Airlines  que tuvo la gentileza de facilitarnos un regreso en primera clase posibilitándonos ademas la entrada en cabina en pleno vuelo y una atención extraordinaria por parte del Comandante de la nave y toda la tripulación, una atención muy especial ya que aún estaban muy recientes los atentados de las torres gemelas de Nueva York, Dr. Abdul Qader Hassan Director de Estudios Arqueológicos de la región de Betania que saltó a la fama años después tras confirmarse el hallazgo, en un yacimiento que ya por entonces estudiaba, de lo que se considera la primera iglesia de la cristiandad. Además de estas personalidades pude conocer de primera mano la cultura, la gastronomía, los maravillosos paisajes y toda la historia que encierra el Reino Hachemita.

 

Amman, capital del Reino y eje político, industrial y financiero de todo el país, así como punto geoestratégico por para las negociaciones internacionales en el próximo oriente por su conocida neutralidad.


Madaba, tradicionalmente visitada por turistas e investigadores de las culturas antiguas por su conocida iglesia de San Jorge que alberga un mosaico con el que se considera uno de los mapas más antiguos de Tierra Santa. Allí pude degustar algunos platos típicos de la gastronomía jordana como el mansaf, la ensalada de cous-cous  o el pastel de konafa.


 Petra, mundialmente conocida como la ciudad excavada en piedra, llevada al cine en multitud de ocasiones y que conserva todo su encanto a pesar del paso del tiempo. El circo romano, el Palacio del Tesoro o la tumba de Aarón son algunos de sus reclamos más conocidos, aunque cualquier parte de este complejo cosmopolita de la antigüedad es digno de mención.


El Mar Muerto, es uno de esos paisajes que no se te borran por mucho tiempo que pase. Sus aguas tranquilas y de color turquesa, sus atardeceres viendo ponerse el sol entre las cruces de Jerusalén y sus magníficas instalaciones hoteleras hacen del conjunto una estampa inolvidable.


 Wadi Rum, mitificado por Lawrence de Arabia e interminable espacio que se escapa al sentido de la vista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies